El rey burgués de Rubén Darío.

¡Amigo! El cielo está opaco, el aire frío, el día triste. Un cuento alegre... así como para distraer las brumosas y grises melancolías, helo aquí: 

Había en una ciudad inmensa y brillante un rey muy poderoso, que tenía trajes caprichosos y ricos, esclavas desnudas, blancas y negras, caballos de largas crines, armas flamantísimas, galgos rápidos, y monteros con cuernos de bronce que llenaban el viento con sus fanfarrias. ¿Era un rey poeta? No, amigo mío: era el Rey Burgués. 

Era muy aficionado a las artes el soberano, y favorecía con gran largueza a sus músicos, a sus hacedores de ditirambos,

(Leer más)

La Luz

RENACIMIENTO-DEL-ALMA.jpg

Porque estaba vez sentía, que las cosas eran  diferentes a todo lo que me había acontecido en toda mi cansada e insípida existencia, como es que esta profunda sombra de la noche extendía su pesado manto sobre mí para causarme la zozobra que estaba colmando a mi mente trayéndome no aquellos pensamientos poéticos con que solía entretenerme escribiendo algunos versos, soñando con el placer de mujeres tan lejanas e inexistentes, como inciertas eran mis palabras que se hallaban muy lejos de la realidad de mi vida, sino que ahora los recuerdos se guardaban en mi mente de la misma manera

(Leer más)


Comentarios recientes

Cerrar